La elección de un jersey

En la navidad de 2018 hice cuellos a punto para mis sobrinos y para mi madre como un detalle además del regalo en el caso de los peques.
Los hice a dos agujas porque a crochet suelen quedar más gorditos y me gustaba la idea de aprender a utilizar las agujas circulares.

Esperas de tejido

Al principio me costó mucho trabajo hacer las primeras vueltas. Supongo que debió ser porque apretaba mucho el punto o porque era el primero que hacia, pero las vueltas se me hacían eternas. Luego cuando ya alcancé un poco de largo las vueltas empezaron a ser cada vez más rápidas. Casi era como si se tejieran solas. Ayuda muchísimo que en las agujas circulares y tejiendo en circular sólo haya que hacer derecho para que salga el punto jersey. Mi impresión fue que es bastante sencillo una vez que pasan las primeras vueltas y vas aflojando un poco la tensión.

Resultado final

Al final le cogí bastante gusto y lo llevaba a todos los sitios en el bolso. Cuando tenía que esperar, sacaba mis agujas y me ponía a hacer unas vueltas.
Era una ventaja no tener que contar puntos. Era un cuello simple para coger el manejo de las agujas.

En resumen que de tejer en derecho y poco más no había salido con las circulares.
Este año me propuse aprender un poco más y la meta final era un jersey y unos calcetines.

¿Pero qué jersey? ¿qué era eso de top-down? ¿Sería muy difícil el color-work?
Esas y otras preguntas me surgían cada vez que miraba Instagram y veía esos preciosos jerseys que tejen l@s usuarios y suben sus fotos. Me hacían los ojos estrellitas.

Después de muchos días y muchas noches mirando me decidí por un diseño de Lucia Ruíz de Aguirre ( @luymou) pero la lana que tenía preparada era fingering y el patrón pedia DK. NOTA: no hagas como yo, mira primero el patrón y enamórate de la lana después.
Así que muy decepcionada decidí buscar una lana para ese patrón y cuando ya hubiera hecho el primero con la que ya tenia preparada.

Al final y después de muchas vueltas, ésta vez buscando según la lana que tenía, me decidí por el SUNSET HIGHWAY de Caitlin Hunter.
Pensé que ya que iba a empezar un jersey que quería uno con canesú, empezado de arriba hacia abajo (top-down) y con color-work. Todo a la vez y siendo la primera vez.

Compré el patrón y esperé unos días a tener un rato para leerlo de principio a final. Hice la muestra y tuve que hacer una regla de tres para saber mi talla. Cuando ya tenía todo listo, volví a leerlo y empecé poco a poco.

Segundo día


Descubrí que empezar me sigue costando un poco aún, pero me sorprendió lo fácil que era avanzar.
Cuando acabe el elástico tenía que empezar unas vueltas lisas y llego el momento al que más miedo le tenía: tejer con dos colores.

Mis primeras impresiones son que, si sabes tejer en continental, es fácil. Yo cojo un color con cada mano y solo hay que ir con cuidado de seguir el gráfico del dibujo.
Aún no tengo terminado el canesú pero casi todos los días hago unas vueltas y lo llevo en el bolso para cuando espero a la niña del cole dar un par de vueltas.

Estoy contenta con la elección de ir a por todo sin miedo y del patrón escogido. Tengo un poco de «miedo» al momento separar mangas pero espero no liarla mucho cuando llegue ese momento.
Ya os contaré…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s