Nuevos proyectos, nuevas metas

Primer día

Cuando finalizas un proyecto te da un subidón de adrenalina a cada punto que vas cerrando y a la vez una sensación de incertidumbre de qué vas a empezar ahora.

Eso pasa si no eres una persona que tiene una lista considerable de proyectos en espera en tu librería de Ravelry. Por si no lo conoces Ravelry es una especia de red social pero que tiene en su centro la idea del tejido, no es una definición muy exacta pero es un concepto muy básico.

Yo soy de esas personas con listas infinitas de proyectos y cuando veo que voy a acabar un proyecto ya estoy pensando en cuál de los pendientes me apetece más empezar.
Eso me pasó cuando estaba cerrando los puntos del Sunset Highway de Catlin Hunter. Mi hija en cuanto me vio que ya estaba acabando me empezó a poner ojitos de “mamí hazme uno” así que mis planes de empezar el Varmianka quedan aplazados. 

Lanas Puna son alpaca

Cómo no iba a repetir el sunset y más teniendo en cuenta que iba a tener que adaptarlo a su mini talla la senté conmigo delante de ravelry para elegir alguno de los patrones que me habían gustado para ella.
Fue a poner sus ojitos en el Anker´s sweater junior de Petiteknit. Compré el patrón y lo primero que hice fue como siempre leerlo completo para saber más o menos qué pasos va a seguir que agujas voy a necesitar para todo el proyecto y calcular más o menos el tiempo.


Una vez tejida la muestra y tomadas las medidas de mi hija me di cuenta de que ninguna de las tallas le iba a ir bien. Horror. “Venga que tu puedes, al fin y al cabo es cuestión de encontrar la talla de ancho y el largo ya lo adaptas”.
Así que monté los puntos que pedía su ancho y no me convencía. No me gustaba la idea de que se le quedase tan pegado al cuello porque la conozco y no es lo que más le gusta.
¿Solución? cuadrar puntos. Monte los puntos que veía necesarios para su cabeza y empecé.

canesú terminado

El patrón deja la libertad de poner los aumentos donde tu creas conveniente teniendo en cuenta que en cada tramo llegues a los puntos indicados.

No es un aspecto que me haya parecido de nivel fácil para el tejido pero tampoco me costó mucho pillarle el truco.

Empecé hace unas 3 semanas y lo hice a la vez que un máster presencial y no estoy teniendo mucho tiempo para avanzar aunque he terminado el cuerpo completo.

La terminación era ir cerrando puntos con un cierre elástico pero llevo un tiempo queriendo aprender a hacer el icord para cerrar una labor y este ha sido el proyecto de aprenderlo.

No se cuando lo acabaré pero espero que no llegue a navidad. Ya os contaré…

Avanzamos poco a poco

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s