Intentando poner un poco de orden

Hace mil siglos que no me paso por aquí y el motivo es simple: la mala organización del tiempo y las muchas ganas de dejarlo para otro momento.

Al final, ya sea por unas cosas u otras he decidido que me doy un año para hacer al menos una entrada anual. En caso de no ser capaz de conseguirlo dejaré el blog únicamente como el sitio dónde os compartiré los patrones gratuitos.

He cogido una libreta bastante mona para llevarla siempre conmigo y que estas entradas se me hagan más llevaderas. Para cogerla y que sea un recordatorio de que el blog espera una entrada de vez en cuando también la estoy usando para los podcast de Youtube.

Este video ha ido de la «castonitis» tan tremenda que me dio en este último mes y a la que he sucumbido sin remordimientos. Contaba en el penúltimo capitulo del podcast (o en el anterior) que he sufrido un periodo de replantearme algunas cosas y una de ellas es que el tejido es para disfrutarlo sin normas, así que las mías se han ido a la basura y tejo lo que me apetece aunque tenga mil cosas empezadas.

Actualmente tengo en las agujas varias cosas y las dos que más cojo ahora son el mistery kal del «shawlography» y los calcetines de @tejereningles que son mis más fieles compañeros de esperas. Pero no es lo único que tengo en ellas, de hecho tengo dos proyectos amor-odio. Amor porque me encantan y odio porque desgraciadamente tengo dos cosas atravesadas: los calados y las rayas. Así voy yo que tengo estos dos proyectos en sus bolsas de labor que me miran a ver si me animo a darles unas vueltas. Pero sin prisa porque las poquitas horas que tengo para tejer prefiero dedicarlas a algo que me apetezca.

En resumen nuevas formas de pensar y nuevas rutinas que abren paso a nuevos proyectos o a retomar algunos que me cuestan pero que me gustan. Porque tengo la impresión de que la vida es muy corta para estar con angustias y me apetece disfrutar de cada momento. Y como me gustaría que quién está aquí leyendo (y soportándome) disfrute un poco de la vida pues hoy he preparado un regalito pre-navidad.

Estas manoplas son super calentitas y las hice porque me sobraron dos ovillos de un chal gigante que me hice al que tengo pendiente hacerle fotos en la nieve porque las primeras que le hice no le hacen toda la justicia que deberían.

Sin más os dejo un enlace abajo para que lo disfrutéis con mucho cariño.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s